06/06/2017

La novela que nunca debió ser escrita pero que necesitarás leer

Gabriel Trejo es apasionado, intenso y un hombre muy preparado. Dedicó su vida a la Policía de una forma completamente vocacional hasta que su entusiasmo y sus ganas de superar retos le llevaron a Algete. En 2009 ganó el premio nacional del Observatorio de la Violencia de Género y Doméstica de manos del Ministro de Interior y Justicia. En ese año la vida del jefe de la Policía Local de Algete, Gabriel, dio un giro de 180º. Fue acusado de una detención ilegal y condenado en un juicio extrañamente rápido. Tras años de lucha, le negaron el indulto. Esta situación, en la que sentía que toda su vida le daba la espalda, provocó tal cantidad de emociones que la única manera de canalizarlo era a través de las letras. Una novela policiaca de ciencia ficción, trepidante, tremendamente atrayente y que su propia editorial describe como “un libro que no debería de haberse escrito nunca, pero ha sido necesario escribirlo para que no reine la impunidad”.

Una novela bien escrita, muy descriptiva y narrativamente muy completa que nos presentó el pasado sábado 3 de junio con un lleno absoluto, en la Biblioteca Central de Sanse.  Acompañado por Esteban Ibarra, impulsor de un blog dedicado a los Derechos Humanos llamado Movimiento contra la Intolerancia; el jefe de policía de Colmenar Viejo y el padrino del escritor, Luis Martínez de Mingo.

Luis, escritor doctorado en Literatura Española, fue catedrático y profesor de instituto hasta su jubilación en el IES Giner de los Ríos de Alcobendas. Fue profesor de Gabriel durante el Bachillerato, y definió la novela "El Dragón Verde”, como intensa y muy descriptiva.

La presentación, cargada de intenciones y con un alto contenido emocional, nos dejó con ganas de conocer más y adentrarnos en Utopía, ciudad en la que se desarrolla El Dragón Verde, la primera novela de Gabriel Trejo. Una vida que envolvío la mañana del sábado, y que en la que Gabriel rompió un silencio en el que lleva sumido años, y lo hace una forma que nos encanta.