¿Cómo hacer para que tus papás te quieran?

¿Cómo hacer para que tus papás te quieran?

Cómo hacer que tu padre te quiera

Al principio, puede parecer incómodo abrirse, sobre todo al hablar de algunos temas. O puede resultar más difícil si hace tiempo que no tenéis una buena conversación. Aquí tienes algunos consejos para que te resulte más fácil hablar.

Encuentra algo de lo que hablar cada día. Puedes ser breve e informal. Habla de cómo le fue a tu equipo en la competencia de atletismo. Comparte algo que haya dicho uno de tus profesores. Háblales de un proyecto escolar. Comparte un post o una foto divertida. Incluso una pequeña charla sobre lo que va a cenar puede hacer que os sintáis cercanos.

Nunca es tarde para empezar. Si las cosas se sienten tensas entre tú y tus padres, hazlo con calma. Menciona esa cosa tan bonita que ha hecho el perro. Vean juntos una película divertida para compartir una carcajada. Hablar de pequeñas cosas puede ser una forma de acercarse si lo necesitas.

Tal vez tengas que darle una mala noticia a tu padre, como un suspenso en un examen. Tal vez te sientas asustado o estresado por algo. O hay algo personal que quieres compartir, como una persona especial en tu vida. Pero no sabes cómo reaccionarán. O cómo te sentirás al decírselo. O cómo vas a encontrar las palabras.

Cómo hacer que tus padres te quieran más que a tus hermanos

Habla con ellos de las cosas que hacen, de lo que les interesa y les preocupa, de lo que han cocinado, de lo que han hecho ese día, de los planes que tienen para la semana, de lo que han visto en la tele, de cómo les va el trabajo, etc.

  ¿Cuál es la mejor manera de terminar una relación?

La entrega de regalos con criterio es una de esas cosas que se nos escapan a lo largo del año. Todos echamos de menos las vacaciones y los cumpleaños, y puede ser difícil planificarlos de antemano cuando tienes tantas otras cosas en marcha.

Especialmente cuando se reformulan verdades duras, o se intenta decir algo alentador, pero que tiene el potencial de ser malinterpretado, es importante articular tus pensamientos de una manera que pueda ayudarles a ver tu punto, y la realidad de tu mensaje, sin que suene intencionadamente ofensivo.

Pero la lección que debemos extraer de esto es que, aunque ellos no esperan nada de nosotros más que un poco de cariño de vez en cuando, hay varias cosas materiales y no materiales que podemos devolver y que pueden demostrar nuestro aprecio por ellos.

Cómo hacer felices a tus padres

Adolescentes, ¡escuchad! Independientemente de quiénes sean vuestros padres, hay algunas cosas que podéis hacer para aumentar drásticamente las posibilidades de que os digan “SÍ” en lugar de “NO”. A los padres les encanta fingir que son fríos y tranquilos, pero en realidad son muy predecibles. Tanto es así que te garantizo que si lees los siguientes consejos, ¡podrás mejorar tu vida en varios aspectos! Tus padres te permitirán hacer más cosas, confiarán más en ti y estarán más dispuestos a ver la vida desde tu perspectiva.Publicidad

Prueba los siguientes consejos y cuéntame cómo te han funcionado! 1. Pide con gratitud, muestra aprecio¡ Nada te hace recibir un “No” más rápido de los padres que darles la sensación de que te deben o de que “mereces” cosas. Claro que son responsables de tu bienestar y todo eso, pero no se trata de un ejercicio de justicia. Se trata de conseguir lo que quieres. Así que, cuando pidas algo, utiliza una cantidad igual de gratitud y una cantidad igual de petición. Decir: “Papá, ¿puedo tener una guitarra eléctrica?”, es una receta para un seco, rápido y decepcionante “No”. En su lugar, prueba esto: “Papá, sé que a veces me compras cosas caras por las que trabajas mucho. Esto es realmente genial, gracias”. Lo que siga a eso será mucho mejor recibido.La cuestión no es engañar a tus padres para que piensen que te importa; la cuestión es que el agradecimiento contagia la buena voluntad, que sin duda volverá a ti.  2. Cambia lo que quieres por lo que puedes hacerTe preguntarás: “¿Qué puedo ofrecer a mis padres? Ellos tienen todas las cartas!”. ¡No es cierto en absoluto! A tus padres les importa una cosa (que tiene que ver contigo) casi más que nada: que te conviertas en un adulto responsable y feliz. Cualquier forma de demostrarles que vas en la dirección correcta te ayudará infinitamente.

  ¿Cuál es el objetivo de equilibrio?

Cómo hacer que tu madre te quiera más que a tu hermano

El matrimonio, especialmente en la India, se considera una institución sagrada. Tanto para los jóvenes como para las personas mayores, el matrimonio ocupa un lugar muy respetable a sus ojos. Pero debido a la diferencia de edad, los jóvenes y los padres suelen tener una visión diferente del matrimonio. Si los jóvenes tienen el cielo abierto para volar, por el contrario, algunos de los padres se han encerrado en las esposas de la sociedad, la tradición, los rituales, la cultura, la religión, etc.

Muchas veces ocurre que aunque los hijos quieren a sus padres, o bien no tienen una buena relación con ellos o tienen una brecha de comunicación entre ellos. Puede ser que su forma de pensar no coincida y que empiecen a ignorar o a rebelarse contra sus padres o que éstos sean sustituidos por sus amigos, sus estudios y su propia vida personal.

Lo mejor es empezar a construir una buena relación con tus padres. Empieza por pasar tiempo de calidad con tus padres. Debes intentar crear una cercanía tal que, poco a poco, puedas empezar a abrirte sobre tus páginas de la vida personal delante de ellos.

Relacionadas

Esta web utiliza cookies propias para su correcto funcionamiento. Contiene enlaces a sitios web de terceros con políticas de privacidad ajenas que podrás aceptar o no cuando accedas a ellos. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Más información
Privacidad