¿Cómo lograr mi equilibrio personal?

¿Cómo lograr mi equilibrio personal?

Test de conciliación de la vida laboral y familiar

Dicen que la vida es un acto de equilibrio. Camina por la cuerda floja como un profesional. La fluidez de la vida exige cierta flexibilidad tanto en el trabajo como en las actividades personales, y tratar de programar el mismo tiempo para cada una de ellas puede ser frustrante y aparentemente imposible. Algunos trabajos tienen horarios fijos: cuando te vas por el día, el trabajo se queda hasta el día siguiente. Sin embargo, a medida que la tecnología evoluciona y hay más oportunidades de teletrabajo, la línea entre el trabajo y la vida se difumina. ¿Está bien poner una carga de ropa en la lavadora entre las conferencias telefónicas? ¿Y qué hay de tomarse 20 minutos para cortar el césped entre una reunión y otra?

Como cada vez hay más empleados que trabajan desde casa a tiempo completo y todo el mundo tiene acceso al correo electrónico las 24 horas del día, conseguir un mejor equilibrio entre la vida laboral y la personal puede no parecer un objetivo fácilmente alcanzable. Sin embargo, tanto los trabajadores como las empresas se benefician cuando son capaces de encontrar ese equilibrio. Así que, ¿cómo puedes compaginar la presión de ambos mundos sin causarte más estrés? A continuación le ofrecemos siete consejos que le ayudarán a empezar.

Es difícil decir “no”, especialmente cuando se trata de un supervisor, compañeros de trabajo o un ser querido, pero a veces esa pequeña y poderosa palabra es la clave para lograr el equilibrio entre la vida laboral y la personal. ¿Se derrumbará la oficina sobre sí misma si no presides un comité más? ¿Puede otra persona ayudar en el baile del colegio el próximo fin de semana? Aprende a utilizar el “no” con criterio y se convertirá en una poderosa herramienta para equilibrar el trabajo y la vida personal.

Significado del equilibrio personal

Independientemente del mapa mental de cada uno, o de la forma de entender lo que ocurre a nuestro alrededor, cuando intentamos segmentar nuestra vida en áreas, es más fácil identificar cuáles son mejores que otras, y así poder mejorar cada una de ellas.

De hecho, lo que acaba ocurriendo es que nunca estamos muy bien en todas las áreas al mismo tiempo. Si somos buenos en un área, no lo somos en otra. Si damos mucha importancia a nuestra vida profesional, muchas veces acabamos perjudicando la parte física o emocional, o viceversa.

“Hay que tener ganas de trabajar, competencia emocional e intelectual y pensamiento analítico para identificar la mejor estrategia. Brasil no es un país para aficionados. Lograr el equilibrio aquí es un arte. “

Fernando D. Fernandes, Executive Coach y Sales Trainer en UpGrade Yourself Coaching & TreinamentoFernando D. Fernandes es Executive Coach y Sales Trainer con un MBA en Dirección de Empresas (FGV) y un postgrado en Marketing e Innovación (FEI).

En su papel de formador de ventas, participó en algunos programas de formación de la fuerza de ventas, ayudando a algunas empresas a vender más en sus mercados, y desarrollando las competencias de ventas y otras habilidades básicas de ventas.

¿Cómo gestiona el equilibrio entre el trabajo y la vida privada?

La vida es un reto que nunca es fácil de afrontar. Todo el mundo se encuentra con ciertas provocaciones a lo largo de su vida. La red de la vida se ha configurado de tal manera que carece de desafíos. Muchos seres humanos se toman esas dificultades como una carga, pero muchos disfrutan asumiendo esos retos y luchan por alcanzar un mejor nivel de vida. Uno de esos retos es mantener el equilibrio entre la vida personal y la profesional. Los problemas que surgen en la vida personal afectan a la trayectoria profesional y viceversa. Mantener un sano equilibrio entre la vida personal y la profesional es a veces un gran reto y por eso la estabilidad de la vida laboral parece bastante complicada.

Mantener la fluidez entre la vida personal y la profesional se denomina equilibrio de la vida laboral. Para conseguir este equilibrio, cada uno lucha a su nivel en función de su función laboral y sus estadísticas personales. El fracaso en el mantenimiento de este equilibrio esencial puede reflejar algunas variaciones médicas, de etiqueta y psicológicas que, de alguna manera, afectan a la productividad. La naturaleza tiene su propia manera de equilibrar las cosas y por eso cada complicación tiene también una solución. Para aquellos que les resulta complicado conseguir ese equilibrio entre la vida personal y la profesional, pueden repasar algunas de las pautas que se mencionan a continuación:

Problemas de conciliación de la vida laboral y familiar

Conciliación de la vida laboral y familiar: Consejos para recuperar el controlSi estás luchando por lograr el equilibrio entre la vida laboral y la personal, no estás solo. Comprenda cómo administrar mejor su tiempo, separarse del trabajo y cuidarse a sí mismo.Por el personal de Mayo Clinic

Esto puede ser especialmente cierto si trabajas muchas horas. La tecnología que permite una conexión constante puede permitir que el trabajo se extienda a tu tiempo en casa. Trabajar desde casa también puede difuminar los límites profesionales y personales.

Mientras estés trabajando, compaginar las exigencias de la carrera y la vida personal será probablemente un reto continuo. Pero si estableces límites y te cuidas, puedes conseguir el equilibrio entre vida laboral y personal que más te convenga.

Si sientes que tu vida es demasiado caótica y te preocupas por ella, habla con un profesional de la salud mental. Si tienes acceso a un programa de asistencia al empleado, aprovecha los servicios disponibles.

La creación de un equilibrio entre el trabajo y la vida privada es un proceso continuo a medida que cambian tu familia, tus intereses y tu vida laboral. Examina periódicamente tus prioridades -y haz cambios, si es necesario- para asegurarte de que te mantienes en el buen camino.