¿Cómo hacer una fábula con animales?

¿Cómo hacer una fábula con animales?

Cómo escribir una fábula

Una fábula es una historia corta que enseña una lección o transmite una moraleja. En las fábulas encontrarás muchos animales personificados, como tortugas parlantes y arañas sabias. Los niños suelen encontrar esto atractivo, lo que hace que la moraleja de la historia sea más relevante. Las fábulas están estrechamente relacionadas con los cuentos de hadas. Aunque los cuentos de hadas también pueden incluir animales parlantes, no tienen que presentar una moraleja o lección sólida como las fábulas. Los cuentos de hadas se centran más en el entretenimiento, a menudo con toques extravagantes de magia y color.

Rebelión en la granja, de George OrwellRebelión en la granja, de George Orwell, puede clasificarse como fábula. Presenta una serie de animales que simbolizan varias clases de ciudadanos y personajes durante la Revolución Rusa. Aprendemos que la codicia puede hacer fracasar una revolución y socavar la determinación del pueblo de derrocar un régimen corrupto. Los animales son representaciones muy literales de personas reales. Por ejemplo, el cerdo Napoleón representa a José Stalin.

Las dos cabrasDos cabras cruzan un puente desde extremos opuestos. Se encuentran en el medio y ninguna de las dos está dispuesta a ceder. Así que caen al río y mueren. La moraleja es: “No estar dispuesto a ceder puede llevar a un callejón sin salida”. Los viajes de Gulliver, de Jonathan SwiftLos viajes de Gulliver es otra fábula moderna que se centra en los políticos corruptos. En ella, Gulliver viaja a cuatro destinos diferentes. Primero, va a Liliput, donde él es grande y todos los demás son pequeños. Luego, viaja a Brobdingnah, donde él es pequeño y los lugareños son grandes.

Historia de fábula sobre animales con lección moral pdf

Las fábulas son breves relatos alegóricos en los que suelen aparecer personajes animales antropomórficos, aunque también pueden aparecer plantas, objetos y fuerzas naturales. En las fábulas clásicas, el personaje principal aprende de un error clave y el cuento termina con una moraleja que pretende resumir la lección aprendida[1].

  ¿Cómo mostrar el libro con el comando mostrar?

Escribir una fábula exige una narración sólida y concisa en la que cada componente -personaje, escenario y acción- contribuya clara y directamente a la resolución y la moraleja de la historia. Aunque cada persona tiene un proceso de escritura único, este artículo ofrece una lista de pasos sugeridos y un ejemplo de fábula para ayudarte a escribir la tuya.

Este artículo ha sido redactado por Danielle McManus, PhD. Danielle McManus es asesora de posgrado en Davis, California. Completó su doctorado en Lengua y Literatura Inglesa en UC Davis en 2013. Este artículo ha sido visto 339,193 veces.

Resumen del artículoXAntes de escribir una fábula, decide cuál será la moraleja de tu historia, por ejemplo “lo semejante atraerá lo semejante” o “las plumas finas no hacen pájaros finos”. A continuación, piensa en un problema al que deban enfrentarse tus personajes y que sea fácil de relacionar con la gente. Cuando decidas dónde ambientar tu fábula, elige un lugar que sea fácilmente reconocible para no tener que dedicar tiempo a explicarlo, como un camino que atraviese un bosque. Para concluir tu historia, piensa en cómo tus personajes pueden resolver el problema de manera que apoye la moraleja. Si quieres saber cómo desarrollar el diálogo en tu fábula y compartirlo con los demás, sigue leyendo.

Fábulas de animales

Este extracto del cuento clásico de Grimm “Caperucita Roja” es un buen ejemplo de que muchos cuentos contienen animales parlantes como personajes y que estos animales parlantes siempre tienen una función importante en los cuentos y fábulas. Este es el tema en el que me centraré en este artículo. Más adelante volveré a referirme al ejemplo de “Caperucita Roja”.

  Visualización de Datos: Introducción, Principios, Herramientas y Aplicaciones

Los primeros cuentos y fábulas surgieron hace más de mil años. Casi desde que existen los cuentos de hadas, los animales desempeñan un papel en ellos. Por supuesto, hay cuentos de hadas sin personajes animales, pero en la mayoría de ellos aparece al menos un animal parlante o una criatura mítica, como una bestia, un enano o un unicornio. Debido a la tradición oral de los cuentos de hadas, es frecuente que existan varias versiones diferentes de determinados cuentos, pero el hecho de que determinados animales desempeñen un papel importante en ellos nunca cambia. En el caso de las fábulas, es un poco diferente. Explicaré la diferencia entre los animales de los cuentos de hadas y los de las fábulas en el subcapítulo 2.1 “La diferencia entre los cuentos de hadas y las fábulas”.

Fábulas de animales con moraleja

Las fábulas son breves relatos alegóricos en los que suelen aparecer personajes animales antropomórficos, aunque también pueden aparecer plantas, objetos y fuerzas naturales. En las fábulas clásicas, el personaje principal aprende de un error clave y el cuento termina con una moraleja que pretende resumir la lección aprendida[1].

Escribir una fábula exige una narración sólida y concisa en la que cada componente -personaje, escenario y acción- contribuya clara y directamente a la resolución y la moraleja de la historia. Aunque cada persona tiene un proceso de escritura único, este artículo ofrece una lista de pasos sugeridos y un ejemplo de fábula para ayudarte a escribir la tuya.

Este artículo ha sido redactado por Danielle McManus, PhD. Danielle McManus es asesora de posgrado en Davis, California. Completó su doctorado en Lengua y Literatura Inglesa en UC Davis en 2013. Este artículo ha sido visto 339,193 veces.

Resumen del artículoXAntes de escribir una fábula, decide cuál será la moraleja de tu historia, por ejemplo “lo semejante atraerá lo semejante” o “las plumas finas no hacen pájaros finos”. A continuación, piensa en un problema al que deban enfrentarse tus personajes y que sea fácil de relacionar con la gente. Cuando decidas dónde ambientar tu fábula, elige un lugar que sea fácilmente reconocible para no tener que dedicar tiempo a explicarlo, como un camino que atraviese un bosque. Para concluir tu historia, piensa en cómo tus personajes pueden resolver el problema de manera que apoye la moraleja. Si quieres saber cómo desarrollar el diálogo en tu fábula y compartirlo con los demás, sigue leyendo.

  ¿Cómo saber mi cuenta de Microsoft en mi PC?

Relacionadas

Esta web utiliza cookies propias para su correcto funcionamiento. Contiene enlaces a sitios web de terceros con políticas de privacidad ajenas que podrás aceptar o no cuando accedas a ellos. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Más información
Privacidad