¿Qué dice la Biblia sobre las cartas del tarot?

¿Qué dice la Biblia sobre las cartas del tarot?

¿Cuál es el punto de vista cristiano sobre los psíquicos / adivinos?

Pero los temerosos, los incrédulos, los abominables, los asesinos, los fornicarios, los hechiceros, los idólatras y todos los mentirosos tendrán su parte en el lago que arde con fuego y azufre, que es la muerte segunda.

Y di: Así ha dicho el Señor Dios: ¡Ay de las mujeres que cosen almohadas a todas las sisas, y hacen pañuelos sobre la cabeza de toda estatura para cazar almas! ¿Cazaréis las almas de mi pueblo, y salvaréis las almas vivas que vengan a vosotros?

9 Pero había un hombre llamado Simón, que antes, en la misma ciudad, usaba la hechicería y embrujaba al pueblo de Samaria, dando a entender que él mismo era algún grande:10 A quien todos prestaban atención, desde el más pequeño hasta el más grande, diciendo: Este hombre es el gran poder de Dios.11 Y le tenían en cuenta, porque desde hacía mucho tiempo los embrujaba con hechicerías.12 Pero cuando creyeron a Felipe que anunciaba el reino de Dios y el nombre de Jesucristo, se bautizaron, tanto los hombres como las mujeres.13 Entonces el mismo Simón creyó también; y cuando fue bautizado, siguió con Felipe, y se maravilló al ver los milagros y las señales que se hacían.

Psíquicos, médiums y adivinos

Las Escrituras dejan claro que los psíquicos son malos y que son una abominación para el Señor. Sin embargo, en la sociedad actual, los horóscopos, las cartas del tarot, las lecturas de la palma de la mano y otros elementos similares son cada vez más populares. Como cristianos, necesitamos detenernos y comprender plenamente el poder de estas herramientas de adivinación, y aprender lo que Dios realmente tiene que decir sobre ellas. Al leer y analizar la Biblia, podemos entender cómo una lectura del tarot aparentemente inofensiva puede llevarnos por un camino de oscuridad y maldad.

  5 pasos para liberarse de la culpa y encontrar la paz interior

El tarot es una baraja de 78 cartas, cada una con su propia imagen, simbolismo e historia. Se desarrolló hace unos 600 años para los juegos de azar. Sin embargo, algunos místicos, psíquicos y ocultistas empezaron a utilizar las cartas para la adivinación, y hoy las cartas y la capacidad de “leerlas” se consideran elementos de adivinación. Recibir una lectura del tarot es intentar averiguar cosas sobre la propia vida o el futuro a través de lo oculto.

Por lo general, la práctica de la lectura de las cartas del tarot comienza con la persona que pregunta cortando la baraja o, a veces, simplemente tocándola. A continuación, el vidente o el lector de cartas reparte algunas cartas, boca abajo, en un patrón, llamado “tirada”, sobre la mesa. A medida que las cartas se van volcando, el vidente o el lector construye una narración basada en los significados de las cartas y su posición en la mesa. La lectura de las cartas del tarot pone un gran énfasis en el destino, el conocimiento oculto y la superstición.

El Papa Francisco advierte contra las cartas del tarot y las lecturas de la mano

Pero en cuanto a los cobardes, los infieles, los detestables, en cuanto a los asesinos, los inmorales sexuales, los hechiceros, los idólatras y todos los mentirosos, su parte estará en el lago que arde con fuego y azufre, que es la muerte segunda.”

“Cuando entres en la tierra que el Señor, tu Dios, te va a dar, no aprenderás a seguir las prácticas abominables de esas naciones. No se encontrará entre vosotros quien queme a su hijo o a su hija como ofrenda, quien practique la adivinación o diga la fortuna o interprete los presagios, o un hechicero o un encantador o un médium o un nigromante o uno que pregunte a los muertos, porque cualquiera que haga estas cosas es una abominación para el Señor. Y a causa de estas abominaciones, el Señor, tu Dios, las expulsa delante de ti.

  ¿Dónde queda la casa The One?

Así que Saúl murió por su ruptura de la fe. Rompió la fe con el Señor al no guardar el mandato del Señor, y también consultó a un médium, buscando orientación. No buscó la guía del Señor. Por lo tanto, el Señor le dio muerte y entregó el reino a David, hijo de Jesé.

¿Qué dice la Biblia sobre las cartas del tarot?

La cultura moderna rara vez utiliza la palabra adivinación. (A menos que seas un fan de Harry Potter.) Decir que “la adivinación es un pecado” probablemente no signifique nada para la población en general. Eso no significa que la gente moderna nunca practique la adivinación, simplemente tenemos términos diferentes para ello. La adivinación, la lectura de la palma de la mano, la astrología, las tablas de Ouija, la lectura de las hojas de té o las cartas del tarot son todas formas de lo que la Biblia define como “adivinación”. Estas actividades están prohibidas por las Escrituras y por una buena razón. La adivinación es engañosa y peligrosa (Hechos 16:16; 1 Samuel 15:23; Deuteronomio 18:10).

La palabra adivinación se basa en una palabra latina que significa literalmente “de los dioses”; está relacionada con palabras como “divino” y “divinidad”. La idea básica detrás de la mayoría de las formas de adivinación es el concepto de que alguna fuerza espiritual está proporcionando respuestas que la gente no podría encontrar de otra manera.

Encontrar respuestas por medios espirituales cuando estamos perdidos no siempre es algo malo, siempre y cuando el ser espiritual con el que hablamos sea el Único Dios Verdadero (Santiago 1:5). Pero entonces, ese no es el tipo de “adivinación” al que se refiere la Biblia cuando prohíbe la adivinación.

  Descubre cómo encontrar motivación y cambiar de carrera universitaria

Relacionadas

Esta web utiliza cookies propias para su correcto funcionamiento. Contiene enlaces a sitios web de terceros con políticas de privacidad ajenas que podrás aceptar o no cuando accedas a ellos. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Más información
Privacidad