¿Qué libro regalar a un historiador?

¿Qué libro regalar a un historiador?

Los mejores libros de historia de todos los tiempos

Una amiga me pidió recientemente que le recomendara buenos libros de historia para escuchar (en Audible). Es una lectora curiosa y madre que educa en casa, y tiene suficiente experiencia como para desconfiar de lo que pasa por historia en el mercado popular de Estados Unidos. (“Quizá lo que también necesito”, añadió, “es una lista de los ‘historiadores’ que no hay que leer”).

Pensé que sería bueno -especialmente ahora que se acercan las fiestas- ampliar el consejo que le di a mi amiga, con la esperanza de ayudar a otros lectores precavidos, al menos en Estados Unidos. En lugar de nombrar títulos o autores específicos, recomendaré un método para investigar por cuenta propia.

Ahora bien, mis recomendaciones son defectuosas desde el principio. En primer lugar, porque son muy conservadoras, si no en un sentido político, sí en el sentido de ir a lo seguro. Probablemente no se encontrarán las nuevas interpretaciones más penetrantes o controvertidas de los temas históricos de esta manera; mi objetivo es facilitar la identificación de libros con reconocimiento general y amplio respeto entre los historiadores. Estas recomendaciones también son defectuosas porque, francamente, hay innumerables obras magníficas de historia que nunca encontrará de esta manera. Y son defectuosas porque son mis recomendaciones, y otros historiadores le darán consejos diferentes basados en sus experiencias… y tendrán razón.

Visor de la historia del libro

Cuando estaba en la escuela secundaria, estaba obsesionado con una serie de libros de Time Life llamada This Fabulous Century. Cada volumen cubría una década de la historia estadounidense del siglo XX y estaba repleto de fotos, arte, gráficos e imágenes de periódicos antiguos. Solía abrir unos cuantos en el suelo, pasando rápidamente por delante de la aterradora foto de Ruth Snyder en la silla eléctrica y deteniéndome en las secciones sobre las modas universitarias, Charlie Chaplin y la famosa cicatriz quirúrgica de LBJ.

  Superando la Crisis de Valores: Definición, Causas, Impacto y Estrategias

La principal lección que aprendí de sus respuestas: No hay que limitar a los lectores más jóvenes a los libros que están pensados “para niños” o que están explícitamente etiquetados como “históricos”. Mientras que algunos de los encuestados recordaban con cariño los libros infantiles de orientación histórica, otros citaban libros de no ficción para adultos, memorias e incluso colecciones de cartas, todos ellos relacionados con sus otros intereses de alguna manera pero que no estaban explícitamente catalogados como “historia para niños”. Y otros llegaron a la historia de forma lateral, encontrando la historia en las enciclopedias u otros libros de “hechos”.

Salgamos ahora de los límites de los libros de historia para niños y entremos en un territorio más contrario a la intuición. Considere la posibilidad de conseguir a su joven lector algunas fuentes primarias relacionadas con algo que ya le guste: un período histórico, un país o un escritor. “Yo tenía la loca norma de tener que leer todo lo que escribiera un escritor que me gustara, incluyendo cosas como colecciones de cartas”, escribió Jill Lepore, historiadora de la Universidad de Harvard, redactora de The New Yorker y autora de La historia secreta de Wonder Woman. “Tengo un gran recuerdo del día en que la colección de ensayos, periodismo y cartas de George Orwell llegó por fin del préstamo interbibliotecario; debía de tener unos once años. Recuerdo que lo leí en el armario de mi hermana, que era un buen lugar si buscabas tranquilidad y esconderte”.

Libros de historia del mundo para jóvenes adultos

“La razón por la que lo he elegido para Esparta y los espartanos es porque es el primer autor superviviente que nos describe a los espartanos. No se limita a hablar de ellos en las Guerras Persas, sino que nos presenta a los espartanos y nos habla de sus prácticas, de las diferentes formas de funcionamiento de su sociedad y de sus orígenes históricos. Además, viajó a Esparta, probablemente hacia el año 450 a.C., lo que le hace muy especial para nosotros como fuente primaria”.

  ¿Cómo y como ejemplos?

“Vida y destino… es probablemente la obra de ficción más importante sobre la Segunda Guerra Mundial. Pero, de hecho, es más que una ficción porque se basa en informes muy cercanos de su tiempo con los soldados. Es un acto deliberado de homenaje literario a Tolstoi, como puede verse en el título. Es sin duda el Guerra y Paz del siglo XX”.

“Es un libro infinitamente amplio, inventivo y estimulante. No diré que tiene algo para todo el mundo, pero tiene, por su pura mezcla de enfoques diferentes, mucho para un gran número de personas. El hecho de que todo se presente como una conversación con Dios, para empezar. Y Agustín es notablemente auto-exponente y auto-revelador. Es un libro extraordinario para alguien que acaba de ser ordenado como obispo. Las Confesiones tenían que estar en esta lista y es el camino de la mayoría de la gente hacia Agustín. Es una obra increíblemente flexible y fructífera. Cada vez que la lees, notas cosas nuevas”.

Una historia del mundo moderno

Es importante recordar que una reseña de un libro no es un informe sobre el mismo. Hay que hacer algo más que exponer el contenido o el argumento de un libro. Puedes resumir brevemente la narración histórica o el contenido, pero debes centrar tu reseña en el argumento histórico que se expone y en la eficacia con la que el autor ha apoyado este argumento con pruebas históricas. Si puede, también puede encajar ese argumento en la historiografía más amplia sobre el tema.

¿En qué disciplina académica se formó el autor? ¿Qué otros libros, artículos o ponencias ha escrito? ¿Cómo se relaciona este libro con los trabajos anteriores del autor o cómo se deriva de ellos? ¿Ha ganado el autor o este libro algún premio? Esta información le ayudará a entender el argumento del autor y a criticar el libro.

  ¿Qué debo dejar de comer para ganar masa muscular?

¿Se centra en el género? ¿La clase social? ¿La raza? ¿La política? ¿La cultura? ¿El trabajo? ¿el derecho? ¿Otra cosa? ¿Una combinación? Si puedes identificar el tipo de historia que el historiador ha escrito, será más fácil determinar el argumento histórico que el autor está haciendo.

Relacionadas

Esta web utiliza cookies propias para su correcto funcionamiento. Contiene enlaces a sitios web de terceros con políticas de privacidad ajenas que podrás aceptar o no cuando accedas a ellos. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Más información
Privacidad