¿Cómo se les llama a las personas que no les gusta salir de casa?

¿Cómo se les llama a las personas que no les gusta salir de casa?

Cómo se llama cuando alguien no quiere salir de su casa

Descargo de responsabilidad del contenido El contenido de este sitio web se proporciona únicamente con fines informativos. La información sobre una terapia, un servicio, un producto o un tratamiento no respalda en modo alguno dicha terapia, servicio, producto o tratamiento y no pretende sustituir el consejo de su médico u otro profesional sanitario registrado. La información y los materiales contenidos en este sitio web no pretenden constituir una guía completa sobre todos los aspectos de la terapia, el producto o el tratamiento descritos en el sitio web. Se insta a todos los usuarios a que busquen siempre el asesoramiento de un profesional de la salud registrado para obtener un diagnóstico y respuestas a sus preguntas médicas y para determinar si la terapia, el servicio, el producto o el tratamiento concretos descritos en el sitio web son adecuados en sus circunstancias. El Estado de Victoria y el Departamento de Salud no asumirán ninguna responsabilidad por la confianza que cualquier usuario deposite en los materiales contenidos en este sitio web.

No salir nunca del desorden de la casa

En el inglés medio, pentis significaba principalmente “un cobertizo o techo adosado e inclinado a una pared o edificio”. Las primeras evidencias de la palabra incluyen un sermón métrico anónimo de alrededor de 1325: “Thar was na herberie / To Josep and his spouse Marie, / Bot a pendize that was wawles, / As often in borwis tounes es”. (No había refugio para José y su esposa María, salvo un cobertizo que no tenía paredes, como es frecuente en los pueblos del distrito). Pentis deriva, a través del francés medio y del latín medieval, del latín appendix, que significa “apéndice” o “suplemento”. (Un préstamo directo del latín da lugar al inglés appendix en sus diversas acepciones.) Así, un pentis era un edificio o estructura más pequeña adosada a otro mayor.

  ¿Por qué se extraña a alguien que te hizo daño?

La creencia generalizada -aunque errónea- de que pentis estaba relacionado con el francés medio pente, que significa “pendiente”, fue muy probablemente alentada por el hecho de que muchas estructuras de este tipo tenían en realidad techos inclinados. Como se supone que el comienzo de la palabra está explicado, la segunda sílaba se cambió por la etimología popular a -house (lo que ayudó a que el acento estuviera en la primera sílaba de la palabra).

Miedo a salir de casa

Si te cuesta tener la confianza necesaria para salir de casa, es posible que sufras agorafobia. Se trata de un trastorno de ansiedad en el que las personas evitan salir de casa porque temen verse atrapadas o avergonzadas en un lugar público y sufrir un ataque de pánico. A veces, el único lugar en el que se sienten seguros es su casa, ya que no quieren desencadenar su ansiedad y perder el control.

Antes de intentar salir de casa, a muchas personas les resulta útil realizar un ejercicio de visualización. Intenta imaginar un lugar en el que te sientas muy feliz, seguro y relajado. Cuando te concentras en ese lugar, ¿qué sonidos y olores percibes? Hacer esta actividad puede ayudar a relajar tu mente para que te sientas más tranquilo y preparado para afrontar la salida de casa.

Puede ser útil pedir a un amigo que vaya a tu casa para que podáis salir juntos. Estar solo cuando te sientes ansioso puede ser difícil, así que buscar este apoyo puede ayudarte a fortalecer tu confianza.

Elegir el lugar al que te gustaría ir te ayudará a tener una visión y una motivación para tratar de encontrar la manera de conseguir la confianza para salir de casa. Piensa en lo que echas de menos y en los lugares a los que te gustaría volver a ir. ¿Es tu cafetería favorita, un paseo por el campo, una salida al cine o cualquier otra cosa?

  ¿Cómo saber si le importas a tu mejor amiga test?

No querer salir de la casa depresión

ResumenLa agorafobia es un tipo de trastorno de ansiedad en el que se teme y se evitan lugares o situaciones que pueden causar pánico y hacer que se sienta atrapado, indefenso o avergonzado. Se teme una situación real o prevista, como utilizar el transporte público, estar en espacios abiertos o cerrados, hacer cola o estar entre una multitud.

La ansiedad está causada por el miedo a que no haya una forma fácil de escapar o de conseguir ayuda si la ansiedad se intensifica. La mayoría de las personas que padecen agorafobia la desarrollan después de haber sufrido uno o más ataques de pánico, lo que les hace preocuparse por la posibilidad de sufrir otro ataque y evitar los lugares en los que puede volver a ocurrir.

Las personas con agorafobia suelen tener dificultades para sentirse seguras en cualquier lugar público, especialmente donde se reúnen multitudes. Pueden sentir que necesitan un acompañante, como un pariente o un amigo, para que les acompañe a los lugares públicos. El miedo puede ser tan abrumador que puede sentirse incapaz de salir de casa.

El tratamiento de la agorafobia puede ser un reto porque suele significar enfrentarse a sus miedos. Pero con psicoterapia y medicamentos, puede escapar de la trampa de la agorafobia y vivir una vida más agradable.

Relacionadas

Esta web utiliza cookies propias para su correcto funcionamiento. Contiene enlaces a sitios web de terceros con políticas de privacidad ajenas que podrás aceptar o no cuando accedas a ellos. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Más información
Privacidad