¿Cuáles son las decisiones que no puede tomar un niño?

¿Cuáles son las decisiones que no puede tomar un niño?

¿Qué decisiones no debe tomar un niño en el aula?

Durante la adolescencia, los jóvenes tienen que tomar muchas decisiones sobre la escuela, sus amigos y su futuro. Sin embargo, las partes del cerebro que controlan la toma de decisiones no se desarrollan por completo hasta los primeros años de la edad adulta. Por eso, el cerebro en desarrollo de un adolescente lo expone a un mayor riesgo de tomar malas decisiones y de ser menos capaz de considerar las consecuencias de sus elecciones. He aquí seis cosas que puedes hacer para ayudar a tus hijos adolescentes a tomar buenas decisiones durante esta complicada etapa de sus vidas.

Manténgase conectado para que, cuando su hijo adolescente necesite hablar, pueda guiarle en la toma de buenas decisiones. Hable con ellos sobre cómo afrontar situaciones difíciles como el consumo de alcohol por parte de menores, el uso de otras drogas, el acoso escolar, la violencia y el suicidio. Las investigaciones demuestran que mantener conversaciones abiertas y sinceras con su hijo, desde el principio y con frecuencia, es una de las herramientas más eficaces que puede utilizar para ayudar a su hijo a tomar buenas decisiones.

Cuando los adolescentes se sienten emocionados, ansiosos o alterados, pueden tener dificultades para tomar buenas decisiones. Hable con su hijo sobre el papel que desempeñan las emociones a la hora de tomar decisiones y sobre el hecho de que la parte de su cerebro que controla la toma de decisiones aún se está desarrollando. Explíqueles por qué abordar un problema cuando están tranquilos y pueden utilizar sus habilidades de pensamiento, no sólo sus emociones, puede ayudarles a tomar buenas decisiones. Guíe a su hijo a través de estos cinco pasos para ayudarle a tomar buenas decisiones.

Pon un ejemplo de cómo podrías ayudar a un niño a tomar una decisión.

HYG-5301Ciencias de la Familia y del ConsumidorFecha: 23/04/2010Autor original: Eileene Welker, Educadora de Extensión, Ciencias de la Familia y del Consumidor, Condado de TuscarawasRevisado y editado por Kara Newby, Coordinadora del Programa, Ciencias de la Familia y del ConsumidorTomamos decisiones todos los días, grandes y pequeñas. La toma de decisiones es una habilidad importante para enseñar a los niños de todas las edades, porque los padres quieren que los niños crezcan para ser adultos independientes, responsables y felices. Algunas investigaciones han demostrado que quienes son capaces de evaluar una situación y tomar una decisión suelen tener más éxito en la vida. La capacidad de tomar decisiones debe empezar pronto, dando a los niños pequeños la posibilidad de elegir entre dos opciones. Sin embargo, cuando los niños se conviertan en adolescentes tendrán que aprender a tomar más decisiones a medida que desarrollen su independencia. Aprender y utilizar un proceso de toma de decisiones y de resolución de problemas ayudará a los adolescentes a crecer hacia este objetivo.

  Cómo superar tus creencias limitantes y alcanzar el éxito

Los adolescentes necesitan tomar cada vez más decisiones que les afectan. Aprenderán y crecerán a partir de sus éxitos y sus errores. Si los padres toman la mayoría de las decisiones por ellos, no estarán preparados para asumir esta tarea cuando sean adultos.

La importancia de la participación de los niños en la toma de decisiones

Los niños caen en la trampa de la “no decisión” cuando dejan que sus compañeros o alguien que no es un adulto de confianza tome decisiones por ellos. Dejan que otros les digan lo que tienen que hacer en lugar de tomar sus propias decisiones.

Hay momentos en los que las decisiones rápidas están bien. Como, por ejemplo, elegir entre unas patatas fritas y un yogur. Esa no es una decisión que altere la vida de la mayoría de la gente (a menos, claro, que tenga alergias alimentarias o problemas de nutrición).

Durante este paso, los niños empiezan a enumerar posibles soluciones. Al principio, pueden pensar que plantear varias soluciones no tiene sentido. Sin embargo, hacer esto les permite pensar en el problema desde diferentes ángulos.

Este recurso también incluye tarjetas de debate en las que se pide a los niños que utilicen los pasos del proceso de toma de decisiones para idear soluciones a los problemas a los que suelen enfrentarse los niños en casa, en la escuela, con sus compañeros y en Internet.

Ofrece enfoques de sentido común para ayudar a los adolescentes a tomar decisiones iniciales sobre su educación y el campo de estudio que eligen, las mejores opciones de carrera para ellos, sus relaciones, la calidad de su salud y bienestar, y cómo pueden pasar su tiempo libre.

  ¿Cómo se inicia el desarrollo de un ensayo?

Actividad para tomar buenas decisiones

Los niños caen en la trampa de la “no decisión” cuando dejan que sus compañeros o alguien que no es un adulto de confianza tome decisiones por ellos. Dejan que otros les digan lo que tienen que hacer en lugar de tomar sus propias decisiones.

Hay ocasiones en las que las decisiones rápidas están bien. Como, por ejemplo, elegir entre unas patatas fritas y un yogur. Esa no es una decisión que altere la vida de la mayoría de la gente (a menos, claro, que tenga alergias alimentarias o problemas de nutrición).

Durante este paso, los niños empiezan a enumerar posibles soluciones. Al principio, pueden pensar que plantear varias soluciones no tiene sentido. Sin embargo, hacer esto les permite pensar en el problema desde diferentes ángulos.

Este recurso también incluye tarjetas de debate en las que se pide a los niños que utilicen los pasos del proceso de toma de decisiones para idear soluciones a los problemas a los que suelen enfrentarse los niños en casa, en la escuela, con sus compañeros y en Internet.

Ofrece enfoques de sentido común para ayudar a los adolescentes a tomar decisiones iniciales sobre su educación y el campo de estudio que eligen, las mejores opciones de carrera para ellos, sus relaciones, la calidad de su salud y bienestar, y cómo pueden pasar su tiempo libre.

Relacionadas

Esta web utiliza cookies propias para su correcto funcionamiento. Contiene enlaces a sitios web de terceros con políticas de privacidad ajenas que podrás aceptar o no cuando accedas a ellos. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Más información
Privacidad