¿Cuáles son los beneficios del desarrollo profesional?

¿Cuáles son los beneficios del desarrollo profesional?

10 beneficios del desarrollo profesional

¿Qué se espera del empleado durante un determinado periodo de tiempo y cómo repercutirá su productividad en los demás miembros del equipo? ¿Qué medidas puede tomar el empleado para contribuir al éxito de la organización?

Estas preguntas se centran en el rendimiento del empleado, pero los directivos también deberían hablar de los objetivos de desarrollo profesional. Las conversaciones sobre el desarrollo deben centrarse en lo que la organización puede hacer para apoyar a los empleados y sus aspiraciones futuras.

Los objetivos de desarrollo profesional son de vital importancia tanto para el éxito como para el compromiso del empleado. Si las habilidades y los conocimientos de los empleados permanecen estancados, es posible que no crezcan ni se sientan motivados para esforzarse. La creación de planes de desarrollo para los empleados les anima a ampliar sus horizontes y a mejorar, mejorando sus habilidades y las de todo el equipo en el proceso.

En lugar de limitarse a decir a un empleado en qué debe mejorar, los directivos deben escuchar y comprender cómo le gustaría crecer a un empleado. Los objetivos de desarrollo profesional abren las líneas de comunicación y dan a los empleados una plataforma para explicar su visión del futuro. Puede que estén interesados en desarrollar habilidades adicionales, en aprender cómo su trabajo afecta a otros departamentos o en adoptar nuevas tecnologías que puedan ayudar a su rendimiento. Estas experiencias de aprendizaje benefician tanto al individuo como a la organización y son fundamentales para mantener conversaciones eficaces sobre la carrera profesional.

Beneficios de la profesionalidad

Como empleado, cuando se plantea la posibilidad de emprender actividades de formación y desarrollo, lo más probable es que piense en cómo le va a beneficiar ese curso de formación o esa nueva cualificación, ya sea en términos de mejora de las habilidades, de aumento de los conocimientos o de un posible impulso a su carrera.

  ¿Quién ha escrito el libro sin miedo?

Un tema que no siempre se discute tan ampliamente es cómo el aprendizaje y el desarrollo individual pueden beneficiar a un equipo de trabajo más amplio. En este blog, analizamos cómo los efectos positivos de la mejora personal pueden repercutir en toda la organización.

Empecemos por el beneficio más obvio. Si está aprendiendo nuevas habilidades o formas de pensar, es de esperar que las lleve a su equipo y las utilice a diario en su trabajo. Estos nuevos conocimientos pueden permitir a su equipo beneficiarse de las nuevas tecnologías, ahorrar tiempo, ser más productivo u ofrecer un servicio adicional a sus clientes, ya sea dentro o fuera de su organización.

La clave para maximizar el valor de su desarrollo es tratar de compartir activamente su aprendizaje con su equipo. Organice una reunión o un almuerzo para discutir con ellos las nuevas habilidades y conocimientos que ha adquirido y cómo cree que pueden mejorar el servicio que ofrecen conjuntamente a sus clientes. Además de ayudar a reforzar el valor de lo que ha aprendido en su propia mente, mejorará la base de conocimientos de su equipo en general y fomentará un mayor sentimiento de camaradería.

Ventajas y desventajas del desarrollo profesional

El déficit de competencias ha sido un tema candente entre los líderes empresariales, los educadores y los políticos en los últimos años. Según un estudio reciente de Career Builder, una empresa pierde de media más de 14.000 dólares por cada puesto de trabajo que dice estar vacante más de tres meses. En lugar de esperar a que aparezca el empleado perfecto, le sugerimos que considere la posibilidad de utilizar el desarrollo profesional para crear los conjuntos de habilidades que necesita en su organización. A continuación, le presentamos sólo cinco de los muchos beneficios que el desarrollo profesional puede aportar a su empresa.

  ¿Cómo olvidar a alguien sin bloquearlo?

En una época en la que cada vez más empleadores recortan los costes de oportunidades como la formación, su organización puede diferenciarse del resto ofreciendo y promoviendo algunas opciones de desarrollo profesional. Ofrecer desarrollo profesional demuestra a sus trabajadores que se preocupa por su progresión profesional y que está interesado en mantenerlos en su organización a largo plazo.

A nadie le gusta sentir que le faltan habilidades importantes en su trabajo. Ofrecer oportunidades de formación para el desarrollo profesional permite que su personal adquiera confianza en el trabajo que realiza. También les ayuda a ganar credibilidad a medida que van adquiriendo nuevas habilidades y certificados.

¿Cuáles son los beneficios del desarrollo profesional tanto para los empleadores como para los empleados?

Conseguir el éxito en su carrera requiere una formación y educación continuas, y ahí es donde entra en juego el desarrollo profesional. También conocido como educación continua y aprendizaje profesional, el desarrollo profesional está diseñado para enseñar a los trabajadores las habilidades necesarias para tener éxito en su respectiva línea de trabajo. Sin embargo, el aprendizaje profesional es más que una simple formación, y es importante que tanto los empresarios como los empleados se familiaricen con los matices entre estos dos términos. Hoy examinaremos más de cerca qué es el desarrollo profesional.

El desarrollo profesional se refiere a toda la formación, certificación y educación que un trabajador necesita para tener éxito en su carrera. No es ningún secreto que los distintos puestos de trabajo requieren diferentes habilidades. Incluso si un trabajador tiene actualmente las habilidades necesarias, puede necesitar habilidades adicionales en el futuro. A través del desarrollo profesional, los trabajadores pueden aprender estas habilidades para convertirse en trabajadores mejores y más eficientes.

  ¿Qué es la felicidad según la Palabra de Dios?

Aunque la formación en el puesto de trabajo es una parte esencial del desarrollo profesional, este concepto abarca todas las formas de educación y aprendizaje destinadas a ayudar a un trabajador a tener éxito. Otros ejemplos de desarrollo profesional son los estudios universitarios, los programas de formación en línea, las certificaciones del sector, el coaching, la tutoría y la consulta.