¿Qué es el ego para Freud?

¿Qué es el ego para Freud?

Super-ego Freud

¿Qué es el ego? Sabemos que el término “ego” en uso extendido se refiere al sentido de sí mismo de una persona (a menudo inflado o exagerado, como en el término “egoísmo” o “ególatra”). Pero en el psicoanálisis freudiano, desarrollado por Sigmund Freud (1856-1939), el término “ego” tiene un significado más específico.

Freud definió el ego como “la parte del yo que ha sido modificada por la influencia directa del mundo exterior”. Aquí esbozamos lo que es el ‘id’, pero para entender lo que es el ego, es necesario saber un poco sobre la definición de Freud del id. Freud creía que todos los bebés nacen con sus mentes compuestas puramente por el id: esa parte primitiva e instintiva de nosotros que quiere que alcancemos el placer a cualquier precio. La gratificación instantánea es el nombre del juego para el id. Cuando un bebé llora, suele ser porque tiene hambre y quiere ser alimentado, o porque está incómodo porque hay que cambiarle el pañal. Estas necesidades y deseos básicos son los que impulsan al recién nacido.

Pero a medida que crecemos y empezamos a desarrollarnos, nos damos cuenta de que no siempre podemos conseguir lo que queremos, y que la gratificación instantánea puede no ser buena para nosotros. Puede que quiera comerme esa tarta de nata fresca (que sirve para 4 personas) de una sentada, pero ¿debería hacerlo? Mi yo cree que sí. Pero una parte de mí también sabe que es probable que me sienta mal después, y que satisfacer regularmente esos deseos me llevará a engordar y a desarrollar problemas de salud. La parte de mi cerebro que plantea estas preocupaciones es el ego, que se desarrolla cuando empezamos a madurar. El ego es el complemento del ídolo, diseñado para mantener a raya los impulsos más salvajes del ídolo.

  ¿Que interpreta de lo que dijo el maestro de ser una joya única?

Ejemplos de Id, ego y superego

Los artículos de Verywell Mind son revisados por médicos certificados y profesionales de la salud mental. Los revisores médicos confirman que el contenido es exhaustivo y preciso, y que refleja las últimas investigaciones basadas en la evidencia. El contenido se revisa antes de su publicación y en caso de actualizaciones sustanciales. Más información.

Según Sigmund Freud, la personalidad humana es compleja y tiene más de un componente. En su famosa teoría psicoanalítica, Freud afirma que la personalidad está compuesta por tres elementos conocidos como el id, el ego y el superego. Estos elementos trabajan juntos para crear comportamientos humanos complejos.

Cada componente aporta su propia y única contribución a la personalidad y los tres interactúan de manera que tienen una poderosa influencia en el individuo. Cada elemento de la personalidad surge en diferentes momentos de la vida.

Según la teoría de Freud, ciertos aspectos de la personalidad son más primarios y pueden presionarle para que actúe según sus impulsos más básicos. Otras partes de su personalidad trabajan para contrarrestar estos impulsos y se esfuerzan por hacer que se ajuste a las exigencias de la realidad.

Id psicología freudiana

Sigmund Freud sugirió que la personalidad humana estaba formada por tres elementos clave. Los denominó el id, el ego y el superego. Según Freud, la interacción de estas tres partes de la personalidad es lo que influye en el comportamiento de las personas.

El id es lo que impulsa nuestras necesidades y deseos y el superego se esfuerza por alcanzar la moralidad y la perfección. El ego es el mediador entre ambos que intenta satisfacer las necesidades del id y del superego al tiempo que da cuenta de las exigencias de la realidad.

  ¿Cómo hacer un presupuesto de reforma integral?

Además, se guía por lo que Freud denominó el principio del placer. El principio del placer trabaja para perseguir la gratificación inmediata de cualquier necesidad o deseo que tenga una persona. Por ejemplo, la sensación de hambre produce un deseo inmediato de comer. Cuando estas necesidades no se satisfacen, las personas pueden experimentar sentimientos de ansiedad, tensión o malestar.

No todas las necesidades o deseos que experimenta una persona pueden satisfacerse inmediatamente. Si intentara satisfacer un deseo en el momento y el entorno equivocados, podría comportarse de forma inapropiada o socialmente inaceptable.

Freud el ego y el id pdf

El Id, el Ego y el Super-Ego son las divisiones de la psique según la “teoría estructural” del psicoanalista Sigmund Freud. En 1923, Freud introdujo nuevos términos para describir la división entre el consciente y el inconsciente: ‘id’, ‘ego’ y ‘super-ego’. Pensó que estos términos ofrecían una descripción más convincente de las relaciones dinámicas entre el consciente y el inconsciente. El “id” (totalmente inconsciente) contiene las pulsiones y las cosas reprimidas por la conciencia; el “ego” (mayormente consciente) se ocupa de la realidad externa; y el “superego” (parcialmente consciente) es la conciencia o el juez moral interno (La exposición de Freud: L.O.C.).

La mayoría sitúa los inicios de la teoría en el escrito de Freud de 1923 El ego y el yo, en el que estableció firmemente su teoría estructural. Sin embargo, las primeras huellas de la teoría aparecen en su ensayo Más allá del principio del placer (1920), en el que se introdujo debido a su insatisfacción con su esquema topográfico (es decir, el consciente, el preconsciente y el inconsciente). El “ego”, el “id” y el “ideal del ego” fueron utilizados previamente en Psicología de los grupos y análisis del ego (1922); Freud sustituiría más tarde el “ideal del ego” por el super-ego.

  ¿Cómo eliminar grasa de los brazos?