¿Qué es la misa de exequias?

¿Qué es la misa de exequias?

Ritos funerarios católicos pdf

Cake valora la integridad y la transparencia. Seguimos un estricto proceso editorial para ofrecerle el mejor contenido posible. También podemos ganar comisiones por las compras realizadas a través de enlaces de afiliados. Como asociados de Amazon, ganamos por las compras que califican. Obtenga más información en nuestra declaración de afiliación. Como la mayoría de las ceremonias católicas, los funerales católicos están llenos de rituales y tradiciones. Aunque suelen ser una ocasión solemne, también pueden ser una oportunidad para que los afligidos encuentren un cierre y consuelo en el apoyo de sus familiares y amigos cercanos.

En la tradición funeraria católica, hay múltiples ceremonias en honor del difunto. En primer lugar, suele haber un servicio de vigilia, que también puede denominarse velatorio o rosario. A continuación, hay una misa de funeral y, por último, el entierro junto a la tumba.

Consejo: Independientemente de la religión o las tradiciones de la familia, planificar o asistir a un funeral es difícil. También lo son las muchas otras tareas a las que puede enfrentarse tras la muerte de un ser querido. Si desea recibir ayuda y orientación durante el proceso, consulte nuestra lista de comprobación tras la pérdida.

Versos bíblicos para funerales

Un Réquiem o Misa de Réquiem, también conocida como Misa de Difuntos (en latín: Missa pro defunctis) o Misa de Difuntos (en latín: Missa defunctorum), es una Misa ofrecida por el descanso del alma o almas de una o más personas fallecidas, utilizando una forma particular del Misal Romano. Suele celebrarse, aunque no necesariamente, en el contexto de un funeral (cuando suele llamarse Misa Funeral)[cita requerida].

  ¿Dónde se encuentra la vanidad?

También se denominan Réquiems los arreglos musicales de los puntales de la Misa de Réquiem, y el término se ha aplicado posteriormente a otras composiciones musicales relacionadas con la muerte, los moribundos y el luto, incluso cuando carecen de relevancia religiosa o litúrgica.

El término también se utiliza para ceremonias similares fuera de la Iglesia Católica Romana, especialmente en el cristianismo ortodoxo de rito occidental, la tradición anglocatólica del anglicanismo y en algunas iglesias luteranas. Un servicio comparable, con una forma ritual y textos totalmente diferentes, existe en las iglesias ortodoxas y católicas orientales, así como en algunas iglesias metodistas[1].

Santa misa

Un funeral católico se lleva a cabo de acuerdo con los ritos prescritos por la Iglesia Católica. Estos funerales se denominan en el derecho canónico católico “funerales eclesiásticos” y se tratan en los cánones 1176-1185 del Código de Derecho Canónico de 1983,[1] y en los cánones 874-879 del Código de Cánones de las Iglesias Orientales.[2] En los funerales católicos, la Iglesia “busca el apoyo espiritual para los difuntos, honra sus cuerpos y, al mismo tiempo, lleva el consuelo de la esperanza a los vivos”. “El Concilio Vaticano II, en su Constitución sobre la Liturgia, decretó: “El rito de la sepultura de los difuntos debe expresar más claramente el carácter pascual de la muerte cristiana, y debe corresponder más estrechamente a las circunstancias y a las tradiciones encontradas en las diversas regiones”[4].

En general, a los católicos se les debe dar un funeral católico al morir[5]; los catecúmenos deben ser considerados como católicos en lo que se refiere a los asuntos funerarios[6][7] y el ordinario del lugar puede permitir que los niños no bautizados, cuyos padres tenían la intención de bautizarlos, reciban un funeral católico[8][9] El ordinario del lugar puede permitir también que los bautizados que no eran católicos reciban un funeral católico, siempre que no esté disponible su propio ministro, a menos que se hayan opuesto claramente a ello[10][11].

  ¿Por qué hay que pedir por favor?

Misa fúnebre católica

“Ante la muerte de un cristiano, cuya vida de fe se ha iniciado en las aguas del Bautismo y se ha fortalecido en la mesa eucarística, la Iglesia intercede en favor del difunto, porque cree firmemente que la muerte no es el final, ni rompe los vínculos forjados en la vida. La Iglesia también atiende a los dolientes y los consuela en los ritos fúnebres con la reconfortante Palabra de Dios y el Sacramento de la Eucaristía.”

“En la vigilia, la comunidad cristiana vela con la familia en la oración al Dios de la misericordia y encuentra fuerza en la presencia de Cristo” (Orden de las Exequias Cristianas, n. 56). El servicio de vigilia suele tener lugar durante el periodo de visitas y velatorio en la funeraria. Es un momento para recordar la vida del difunto y encomendarlo a Dios. En la oración pedimos a Dios que nos consuele en nuestro dolor y nos dé fuerzas para apoyarnos unos a otros.

La Vigilia puede adoptar la forma de un Servicio de la Palabra con lecturas de la Sagrada Escritura acompañadas de reflexiones y oraciones. También puede adoptar la forma de una de las oraciones del Oficio de Difuntos de la Liturgia de las Horas. El clero y el director de la funeraria pueden ayudar a planificar este servicio.

Relacionadas

Esta web utiliza cookies propias para su correcto funcionamiento. Contiene enlaces a sitios web de terceros con políticas de privacidad ajenas que podrás aceptar o no cuando accedas a ellos. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Más información
Privacidad