¿Cuáles son los partidos de oposición en Colombia?

¿Cuáles son los partidos de oposición en Colombia?

Colombia humana

Centro Democrático: partido de derecha y contrario a la paz del ex presidente Álvaro Uribe.Quinto en el Congreso y segundo en el Senado.Se opone vehementemente al proceso de paz. Polo Democrático: de izquierdas. El segundo puesto en las elecciones presidenciales de 2006 fue su mejor resultado. Importante actor político y apoyado por la mayoría de los sindicatos colombianos.Fuertemente pro-paz y opuesto a las políticas sociales y económicas de Uribe/Santos.Numerosos líderes y activistas han sido asesinados. Alianza Verde: centrista/derecha A diferencia de los verdes europeos, no se centra en el medio ambiente. Se unió a la coalición de Santos en 2010, pero una escisión dio lugar a la creación de Progresistas, más izquierdista. Opción Ciudadana: derecha Se rebautizó en 2013 para distanciarse del escándalo de la “parapolítica”, en el que estuvo muy implicado. Tiene fuertes vínculos históricos con los paramilitares. Muy de derechas, pero apoya a Santos.

Partido Liberal de Colombia

Misión diplomáticaEmbajada de Colombia, Washington, D.C.Embajada de Estados Unidos, BogotáEmbajador de la República de Colombia en Estados Unidos Juan Carlos PinzónEmbajador de Estados Unidos en la República de Colombia Philip Goldberg

La relación entre Colombia y Estados Unidos evolucionó desde la cordialidad mutua durante la mayor parte del siglo XIX y principios del XX[cita requerida] hasta una asociación reciente que vincula a los gobiernos de ambas naciones en torno a varios temas clave; esto incluye la lucha contra el comunismo, la Guerra contra las Drogas y la amenaza del terrorismo debido a los ataques del 11 de septiembre de 2001. Durante los últimos cincuenta años, diferentes gobiernos estadounidenses y sus representantes se han involucrado en los asuntos colombianos a través de la implementación de políticas relacionadas con los temas ya mencionados. Algunos críticos de las actuales políticas estadounidenses en Colombia, como el profesor de Derecho John Barry, afirman que las influencias de Estados Unidos han catalizado los conflictos internos y han ampliado sustancialmente el alcance y la naturaleza de los abusos de los derechos humanos en Colombia[1] Los partidarios, como el subsecretario de Estado Marc Grossman, defienden la idea de que Estados Unidos ha promovido el respeto de los derechos humanos y el Estado de Derecho en Colombia; además de sumarse a la lucha contra las drogas y el terrorismo[2].

  ¿Qué calificacion es TEA en la escuela?

Partidos políticos de Surinam

Los colombianos se disponen a elegir un nuevo presidente tras un período turbulento. Además de la pandemia y sus consecuencias económicas, el país se enfrenta a retos como la gestión de la afluencia de inmigrantes venezolanos, los recientes disturbios sociales y el crimen organizado. El presidente Iván Duque, limitado a un mandato de cuatro años, está empantanado por su baja aprobación, y la carrera para sustituirlo está en pleno apogeo. La votación de 2022 tendrá lugar el 29 de mayo, con una posible segunda vuelta en junio.

Las encuestas sitúan al senador de izquierdas Gustavo Petro y al ex alcalde de centro-derecha Federico “Fico” Gutiérrez como los dos principales aspirantes, aunque el candidato independiente y antisistema Rodolfo Hernández está ganando terreno.

En marzo, tres coaliciones celebraron consultas que sirvieron esencialmente de primarias entre candidatos de áreas similares del espectro político: una para candidatos de centro derecha (Equipo Colombia), una segunda para los de centro izquierda (Centro Esperanza) y una tercera para los de izquierda (Pacto Histórico). Petro ganó la consulta del Pacto Histórico con el 80,5% de los votos y 4,5 millones de papeletas.    Gutiérrez se llevó la del Equipo Colombia con el 54,2 por ciento de los votos y 2,2 millones de papeletas. Y Sergio Fajardo se llevó la candidatura de la coalición Centro Esperanza con el 33,5 por ciento de los votos y sólo 723.000 papeletas. Fajardo ocupa ahora el cuarto lugar en las encuestas.

Presidente de Colombia

La libertad de religión es un derecho protegido por la Constitución. La ley protege a las personas de la discriminación por sus creencias y prácticas religiosas. La Constitución de 1991 define el Estado colombiano como laico. Sin embargo, la Iglesia Católica Romana goza de un estatus privilegiado, tanto formal como informal. No hay una intervención destacada de los dogmas religiosos en las instituciones políticas o en el diseño de las políticas públicas. Sin embargo, las sentencias progresistas dictadas por la Corte Constitucional en temas como el aborto, el matrimonio entre personas del mismo sexo y la adopción por parte de personas del mismo sexo han provocado la movilización de movimientos políticos basados en una agenda conservadora y han estimulado un aumento de la participación de las iglesias cristianas evangélicas en la política electoral. La oposición a la “ideología de género” ha ganado visibilidad en el debate político.

  ¿Cómo se felicita el Día del Niño?

En principio, todos los actores relevantes aceptan las instituciones democráticas como legítimas. El acuerdo de paz del gobierno de 2016 con las FARC y la integración de estas últimas como partido político dentro de la democracia colombiana ha sido un avance en este ámbito. Sin embargo, la implementación del acuerdo y la participación política de las FARC se ha convertido en algo polémico y ha llevado a una polarización en la política colombiana. Desde una perspectiva subnacional, los terratenientes y las élites políticas se resisten a las reformas democráticas. Las facciones radicales de la izquierda y la derecha política muestran opiniones antidemocráticas. Especialmente preocupante en el periodo analizado fue la reacción y los ataques al poder judicial por parte del presidente Iván Duque, los miembros del Centro Democrático y sus aliados políticos, tras la decisión de la Corte Suprema de Justicia de poner al ex presidente Álvaro Uribe bajo arresto domiciliario. Dado que Uribe es el político más influyente de la historia reciente de Colombia, la decisión contra él constituyó una dura prueba para la independencia del poder judicial.El ELN y los sectores disidentes y rearmados de las antiguas FARC rechazan la legitimidad del actual régimen político y luchan por derrocarlo. Aunque no buscan el poder formal del Estado, los grupos del crimen organizado constituyen una amenaza para la democracia, ya que debilitan las instituciones y socavan las garantías de los derechos de los ciudadanos.

Relacionadas

Esta web utiliza cookies propias para su correcto funcionamiento. Contiene enlaces a sitios web de terceros con políticas de privacidad ajenas que podrás aceptar o no cuando accedas a ellos. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Más información
Privacidad