¿Qué puedo hacer si no le encuentro sentido a mi vida?

¿Qué puedo hacer si no le encuentro sentido a mi vida?

Propósito de vida – deutsch

Durante décadas, los psicólogos han estudiado cómo se desarrollan los objetivos significativos a largo plazo a lo largo de nuestras vidas. Los objetivos que fomentan el sentido de propósito son aquellos que pueden cambiar potencialmente la vida de otras personas, como lanzar una organización, investigar una enfermedad o enseñar a los niños a leer.

De hecho, el sentido del propósito parece haber evolucionado en los seres humanos para que podamos lograr grandes cosas juntos, lo que puede ser la razón por la que se asocia con una mejor salud física y mental. El propósito es adaptativo, en un sentido evolutivo. Ayuda a los individuos y a la especie a sobrevivir.

Muchos parecen creer que el propósito surge de tus dones especiales y te distingue de otras personas, pero eso es sólo una parte de la verdad. También surge de nuestra conexión con los demás, por lo que una crisis de propósito suele ser un síntoma de aislamiento. Una vez que encuentres tu camino, es casi seguro que encontrarás a otras personas que viajan contigo, con la esperanza de llegar al mismo destino: una comunidad.

La lectura nos pone en contacto con personas que nunca conoceremos, a través del tiempo y el espacio, una experiencia que, según las investigaciones, está relacionada con el sentido y el propósito. (Nota: El “significado” y el “propósito” son conceptos científicos sociales relacionados pero distintos. El propósito es una parte del significado; el significado es un concepto mucho más amplio que suele incluir también el valor, la eficacia y la autoestima).

Ejemplos de propósito de vida

Todos queremos ser felices. Pero a veces pensamos que la felicidad es algo que nos sucede, algo sobre lo que no tenemos control. Es fácil relacionar la idea de felicidad con la situación en la que nos encontramos. Podemos decirnos a nosotros mismos: “Si las cosas fueran diferentes, entonces sería feliz”.

  ¿Cómo agradecer ala vida que existen?

Parte de la felicidad depende de la personalidad. Algunas personas tienen una naturaleza naturalmente feliz. Todos conocemos a personas que son alegres y optimistas la mayor parte del tiempo. Su personalidad optimista les facilita ser felices.

¿Qué significa eso para las personas que han nacido con una personalidad más bien malhumorada? Pueden ver los defectos de las personas y las situaciones en lugar de lo bueno. Es posible que su estado de ánimo sea más sombrío que alegre. Pero si les gustaría ser más felices (¿y a quién no?), es posible conseguirlo.

La felicidad es más que una buena sensación o una cara sonriente amarilla. Es la sensación de disfrutar realmente de la vida y el deseo de sacar lo mejor de ella. La felicidad es la “salsa secreta” que puede ayudarnos a ser y dar lo mejor de nosotros mismos.

Prueba de propósito de vida

Atraído por la implacable franqueza de los filósofos existencialistas, intentaba (quizá ingenuamente) responder a la pregunta que, según Albert Camus, debe responderse antes que ninguna otra: ¿Tiene sentido la vida? O, para decirlo más claramente: ¿Vale la pena vivir? (Camus, 1975).

Antes de continuar, pensamos que te gustaría descargar gratuitamente nuestros tres ejercicios sobre el sentido y el valor de la vida. Estos ejercicios creativos, basados en la ciencia, le ayudarán a conocer mejor sus valores, motivaciones y objetivos, y le darán las herramientas necesarias para inspirar un sentido en la vida de sus clientes, estudiantes o empleados.

Para Camus, como para su contemporáneo Jean-Paul Sartre, el existencialismo se ocupa de la singularidad de la condición humana (Sartre, 1964). Según la fórmula existencialista, la vida no tiene un sentido inherente. Tenemos libre elección y, por tanto, elegimos nuestros valores y propósitos.

  5 estrategias para manejar tus emociones y sentimientos

El sentido de la libertad que ofrece el existencialismo es crucial: nos sacude de un cómodo malestar. Se basa en el pensamiento de Friedrich Nietzsche de que no hay hechos universales y que el hombre está aislado. Nace, vive y muere solo (Nietzsche, 1911; Kaufmann, 1976).

Cómo encontrar tu pasión

Si sientes que tu vida no tiene sentido ni dirección, puede que estés luchando contra la falta de propósito. La falta de propósito puede afectar a todos los aspectos de su vida, y puede hacer que rumie pensamientos ansiosos que le causen angustia.

Si experimenta una falta de propósito en su vida, puede sentirse constantemente aburrido, insatisfecho o vacío, como si la vida no tuviera sentido. Puedes sentirte insatisfecho en tus relaciones con los demás, descontento en casa y en el trabajo, y encontrarte rumiando ansiosamente cuál es el sentido de la vida.

Puede sentirse desesperanzado, desesperado o simplemente insensible, e incapaz de disfrutar de las cosas que antes le producían placer. La sensación de falta de propósito también puede contribuir a la depresión y la ansiedad, especialmente cuando te sientes incapaz de ver una salida a tus sentimientos de vacío.

La sensación de tener poca dirección en la vida puede haberse acumulado lentamente a lo largo del tiempo, y puede resultarle difícil identificar una razón específica para estas experiencias. Esto puede ser confuso y molesto, especialmente si sientes que todo en tu vida es como lo habías previsto y planeado.

Relacionadas

Esta web utiliza cookies propias para su correcto funcionamiento. Contiene enlaces a sitios web de terceros con políticas de privacidad ajenas que podrás aceptar o no cuando accedas a ellos. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Más información
Privacidad