¿Cuáles son las intenciones de una persona?

¿Cuáles son las intenciones de una persona?

Cuáles son sus intenciones

(Medical Xpress)-¿Todas las culturas dan la misma importancia a los motivos de una persona a la hora de emitir juicios morales? Según la “hipótesis de la intención moral”, todas las sociedades consideran importantes la intención, la motivación y las circunstancias de una persona a la hora de emitir juicios morales sobre sus acciones. Sin embargo, la mayoría de los estudios que confirman la hipótesis de la intención moral investigaron sociedades occidentales industrializadas a gran escala.

Una colaboración de investigadores de varias instituciones ha llevado a cabo un estudio en el que consideran cómo ocho sociedades tradicionales a pequeña escala y dos sociedades occidentales ponderan la intención y la motivación al considerar el juicio moral. Descubrieron que, más que una hipótesis de intención moral “fuerte”, una hipótesis de intención moral “débil” puede ser una mejor descripción de las actitudes globales hacia ciertas acciones. En concreto, aunque todas las sociedades tenían en cuenta la motivación y la intención en los juicios morales en cierta medida, no les daban la misma prioridad. Su trabajo aparece en la revista Proceedings of the National Academy of Sciences.

Señales de que alguien tiene malas intenciones

Las intenciones son estados mentales en los que el agente se compromete a realizar una acción. Tener el plan de visitar el zoo mañana es un ejemplo de intención. El plan de acción es el contenido de la intención, mientras que el compromiso es la actitud hacia ese contenido. Otros estados mentales pueden tener como contenido planes de acción, como cuando uno admira un plan, pero se diferencian de las intenciones porque no implican un compromiso práctico para realizar este plan. Las intenciones exitosas llevan a cabo el curso de acción previsto, mientras que las intenciones fallidas no lo hacen. Las intenciones, como muchos otros estados mentales, tienen intencionalidad: representan posibles estados de cosas.

  Expresando tus sentimientos: consejos y técnicas efectivas para demostrar amor y superar el miedo

El término “intención” se refiere a un grupo de fenómenos relacionados. Por ello, los teóricos suelen distinguir varios tipos de intenciones para evitar malentendidos. La distinción más discutida es la que existe entre intenciones prospectivas e inmediatas. Las intenciones prospectivas, también conocidas como “intenciones previas”, implican planes para el futuro. Pueden subdividirse en función de la distancia con la que se planifica: las intenciones proximales implican planes para lo que se quiere hacer de inmediato, mientras que las distales se refieren a un futuro más lejano. Las intenciones inmediatas, por su parte, son las que guían al agente mientras realiza la acción en cuestión. También se denominan “intenciones en la acción” o intenciones “relacionadas con el acto”. El término “intención” suele referirse a los medios o fines previstos que motivan al agente. Pero en algunos casos, puede referirse a efectos secundarios previstos que no son ni medios ni fines para el agente. En este caso, a veces se utiliza el término “intención oblicua”. Las intenciones son evaluables racionalmente: son racionales o irracionales. Las intenciones conscientes son la forma paradigmática de intención: en ellas, el agente es consciente de sus objetivos. Pero se ha sugerido que las acciones también pueden estar guiadas por intenciones inconscientes de las que el agente no es consciente.

Significado de las intenciones de las personas

La intención se refiere generalmente al aspecto mental que hay detrás de una acción. El concepto de intención suele ser el punto central del Derecho Penal y suele demostrarse mediante pruebas circunstanciales, como los actos o el conocimiento del acusado.

En el Derecho Penal, la intención criminal, también conocida como mens rea, es uno de los dos elementos que deben probarse para obtener una condena (el otro es el acto real, o actus reus). Algunas jurisdicciones clasifican además la intención en general y específica. A veces es difícil establecer una distinción clara entre estos modos de intención, pero el Tribunal Supremo ha sostenido que la intención general se corresponde vagamente con el conocimiento de un delito, mientras que la intención específica se refiere al propósito de cometerlo.

  5 claves para alcanzar la madurez emocional: auto-reflexión, resolución de conflictos y más

Esta distinción es importante, ya que los niveles de prueba son diferentes. En el caso de la intención general, la acusación sólo tiene que probar que el acusado tenía la intención de realizar el acto en cuestión, mientras que para probar la intención específica la acusación tendría que probar que el acusado tenía la intención de provocar una consecuencia específica con sus acciones, o que realizó la acción con un propósito ilícito. Cabe señalar que, debido a la confusión que rodea a la intención general y específica, algunas jurisdicciones han adoptado el enfoque del Código Penal Modelo de demostrar la intención mostrando el grado de certeza que tenía el acusado de que su conducta causaría un determinado resultado.

Estado psicológico

La intención es el elemento básico para hacer a una persona responsable del delito, que se suele contrastar con el motivo. Aunque a menudo usamos los dos términos indistintamente, son diferentes a los ojos de la ley. Mientras que la intención significa el propósito de hacer algo, el motivo determina la razón para cometer un acto.

La principal diferencia entre la intención y el motivo es que la intención indica específicamente el estado mental del acusado, es decir, lo que pasa por su mente, en el momento de cometer un delito, mientras que el motivo implica la motivación, es decir, lo que lleva a una persona a hacer o abstenerse de hacer algo. Echemos un vistazo al artículo que se ofrece a continuación, para comprender mejor las diferencias entre ambos.

SignificadoLa intención se refiere a una acción intencionada y a una decisión consciente de realizar un acto, que está prohibido por la ley.El motivo alude a la causa ulterior, que induce a una persona a hacer o abstenerse de hacer un acto concreto.

  El poder del abrazo: significado emocional, beneficios psicológicos y lenguaje corporal

En derecho penal, la intención se define como el objetivo deliberado que lleva a una persona a cometer un delito, prohibido por la ley, o que puede dar lugar a un resultado ilícito. El uso de medios específicos que dieron lugar a la comisión de un delito expresa la intención del sospechoso.

Relacionadas

Esta web utiliza cookies propias para su correcto funcionamiento. Contiene enlaces a sitios web de terceros con políticas de privacidad ajenas que podrás aceptar o no cuando accedas a ellos. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Más información
Privacidad