¿Cómo se llama la neurona de la felicidad?

¿Cómo se llama la neurona de la felicidad?

Dopamina

La depresión es una enfermedad grave que afecta negativamente a la forma de pensar, sentir y comportarse de una persona. Según un estudio reciente (Nature, 2014), más de 350 millones de personas se ven afectadas por la depresión, lo que la convierte en una de las causas más frecuentes de discapacidad y de trastornos comunes que afectan a los seres humanos en todo el mundo.

Durante la última década, el mayor acceso a la tecnología de imágenes cerebrales ha permitido a los neurocientíficos y a los clínicos de los hospitales ver el cerebro en detalle, medir la actividad neuronal y cuantificar los niveles de neurotransmisores. Estos estudios han revelado muchas pistas sobre los factores subyacentes que contribuyen a la depresión y la fisiopatología de esta enfermedad.

Varios modelos animales han demostrado que el estrés crónico provoca niveles bajos de serotonina en el cerebro. En los pacientes, la baja actividad cerebral de la serotonina se correlaciona con un mayor riesgo de intentos de suicidio violentos y de éxito.    Los niveles de serotonina también se han relacionado con el trastorno afectivo estacional (TAE).

Según un estudio reciente, la luz solar mantiene altos los niveles de serotonina al disminuir la actividad del transportador de serotonina (SERT).    Como las neuronas que liberan serotonina utilizan el SERT para recapturar la serotonina liberada, la limitación de la actividad del SERT aumenta la actividad dependiente de la serotonina y la señalización neuronal descendente. Por esta razón, los pacientes afectados por el TAE experimentan un aumento de los niveles de SERT a medida que se alargan las noches, lo que disminuye los niveles de serotonina activa y aumenta el riesgo de depresión.

  ¿Qué es la felicidad y la libertad?

Sustancias químicas del cerebro

ResumenAunque es muy difícil de definir, la felicidad se está convirtiendo en un concepto central dentro de la psicología contemporánea y la neurociencia afectiva. En las dos últimas décadas, el creciente uso de técnicas de neuroimagen ha facilitado el estudio empírico de los correlatos neurales de la felicidad. Esta área de investigación utiliza procedimientos que inducen emociones y estados de ánimo positivos, y el recuerdo autobiográfico es uno de los enfoques más utilizados y eficaces. En este artículo, revisamos ocho estudios de tomografía por emisión de positrones y siete de resonancia magnética funcional que han investigado la felicidad utilizando el recuerdo autobiográfico para inducir la emoción. Independientemente de la técnica de neuroimagen utilizada, los estudios llevados a cabo hasta ahora han demostrado que el recuerdo de acontecimientos felices se asocia principalmente con la activación de muchas áreas, incluyendo el córtex cingulado anterior, el córtex prefrontal y la ínsula. Es importante destacar que estas áreas también se encuentran conectadas con otras emociones básicas, como la tristeza y la ira. En la conclusión, integramos estos hallazgos, discutiendo importantes limitaciones de la literatura existente y sugiriendo nuevas direcciones de investigación.

Qué es la felicidad

La serotonina (/ˌsɛrəˈtoʊnɪn, ˌsɪərə-/[6][7][8]) o 5-hidroxitriptamina (5-HT) es un neurotransmisor monoamina. Su función biológica es compleja y polifacética, ya que modula el estado de ánimo, la cognición, la recompensa, el aprendizaje, la memoria y numerosos procesos fisiológicos, como los vómitos y la vasoconstricción[9]. Aproximadamente el 90% de la serotonina que produce el organismo se encuentra en el tracto intestinal[10].

Desde el punto de vista bioquímico, la molécula de indolamina deriva del aminoácido triptófano, a través de la hidroxilación (limitante) de la posición 5 del anillo (formando el intermediario 5-hidroxitriptófano), y luego la descarboxilación para producir serotonina[11] La serotonina se encuentra principalmente en el sistema nervioso entérico ubicado en el tracto gastrointestinal (tracto GI). Sin embargo, también se produce en el sistema nervioso central (SNC), concretamente en los núcleos del rafe situados en el tronco cerebral, en las células de Merkel situadas en la piel, en las células neuroendocrinas pulmonares y en las células receptoras del gusto en la lengua. Además, la serotonina se almacena en las plaquetas de la sangre y se libera durante la agitación y la vasoconstricción, donde actúa como agonista de otras plaquetas[12].

  ¿Qué contiene una hoja de vida laboral?

La felicidad en el cerebro

Este mes, ofrecemos vídeos de una presentación de Greater Good de Rick Hanson, autor de best-sellers y psicólogo pionero. En este extracto de su charla, el Dr. Hanson explica cómo podemos aprovechar la “plasticidad” natural del cerebro, es decir, su capacidad para cambiar de forma con el tiempo.

En los últimos años, sin embargo, hemos empezado a comprender mejor las bases neuronales de estados como la felicidad, la gratitud, la resiliencia, el amor, la compasión, etc. Y comprenderlas mejor significa que podemos estimular hábilmente los sustratos neuronales de esos estados, lo que, a su vez, significa que podemos fortalecerlos. Porque, como dice el famoso dicho del científico canadiense Donald Hebb, “las neuronas que se disparan juntas, se conectan juntas”.

Por ejemplo, una mayor activación en el córtex prefrontal izquierdo se asocia con más emociones positivas. Así que, al haber una mayor activación en la parte frontal izquierda de su cerebro en relación con la derecha, también hay un mayor bienestar. Eso es probablemente en gran parte porque la corteza prefrontal izquierda es una parte importante del cerebro para controlar la emoción negativa. Así que si se pone freno a lo negativo, se obtiene más de lo positivo.

Relacionadas

Esta web utiliza cookies propias para su correcto funcionamiento. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Más información
Privacidad