¿Cómo es una persona con baja autoestima?

¿Cómo es una persona con baja autoestima?

La baja autoestima provoca

Los artículos de Verywell Mind son revisados por médicos certificados y profesionales de la salud mental. Los revisores médicos confirman que el contenido es exhaustivo y preciso, y que refleja las últimas investigaciones basadas en la evidencia. El contenido se revisa antes de su publicación y en caso de actualizaciones sustanciales. Más información.

La autoestima se refiere a la sensación general de autovaloración de una persona. Esencialmente, es la opinión que se tiene de uno mismo. Puede abarcar una serie de factores como el sentido de identidad, la confianza en uno mismo, los sentimientos de competencia y los sentimientos de pertenencia. Desempeña un papel importante en diversos ámbitos de la vida, por lo que tener una baja autoestima puede ser un problema tan grave.

La autoestima no sólo influye en cómo te sientes y te tratas a ti mismo, sino que también puede influir en cómo permites que te traten los demás. Puede afectar a tu motivación para ir en busca de las cosas que quieres en la vida y a tu capacidad para desarrollar relaciones sanas y de apoyo.

Algunas personas con baja autoestima hablan negativamente de sí mismas, mientras que otras se esfuerzan por asegurarse de que los demás estén contentos con ellas. En cualquiera de los casos, esta falta de valor personal puede tener un grave impacto negativo en la vida y el bienestar de una persona.

Mala autoestima

La autoestima es el término que se utiliza para describir la medida de la autoestima de una persona. Es la forma en que uno piensa en sí mismo, se describe y el conjunto de creencias que tiene en relación con sus capacidades y su valía.

No es de extrañar que las personas con depresión, ansiedad y problemas de ira tiendan a tener una baja autoestima. No se trata de una cuestión genética que se hereda, sino de un conjunto de creencias aprendidas. La importancia de la autoestima radica en que influye en cómo te comportas e interpretas el mundo que te rodea.

  Explorando la sabiduría de libros inspiradores: El poder del ahora, El monje que vendió su Ferrari, El arte de amar, Mujeres que corren con los lobos

La autoestima afecta a la forma en que piensas, sientes y tomas decisiones en los asuntos que te conciernen. Afecta a la elección de parejas y relaciones sanas, a una carrera que te guste o incluso a que sientas bienestar emocional en el día a día. Afecta a la forma en que crías a tus hijos y a los mensajes que les envías.

La autoestima positiva posee las siguientes características 1. Creer en una serie de valores y principios firmemente asentados y ser capaz de defenderse o reafirmarse ante la oposición a ellos. Si después de aprender algo nuevo, el antiguo valor no encaja, los individuos con autoestima positiva no tienen dificultad para modificar la creencia. 2. Ser capaz de tomar decisiones, confiar en su propio juicio y no sentirse culpable por las decisiones si alguien no está de acuerdo. 3. No vivir en el pasado o en el futuro, no preocuparse por los “y si”. Vivir plenamente en el presente. 4. Creer en tu capacidad para resolver problemas, adaptarte a los fracasos y pedir ayuda. 5. Participar y disfrutar de muchas actividades y aficiones. 6. Creer que eres valioso y que los demás disfrutarán pasando tiempo contigo. 7. Resistirse a la manipulación de los demás. 8. Ser sensible a los sentimientos y necesidades de los demás; aceptar y cumplir las normas sociales. 9. Considerarse digno de sí mismo e igual a los demás, independientemente de las diferencias económicas y de éxito personal.

Signos de baja autoestima en las relaciones

La baja autoestima puede ser especialmente dura para los jóvenes, sobre todo cuando están haciendo cosas como empezar el instituto o el trabajo, y formando nuevas amistades y relaciones. Sigue leyendo para entender los problemas de autoestima que pueden surgir en tu hijo adolescente y las formas de ayudarle a sentirse mejor consigo mismo y con sus capacidades.

  ¿Qué es el coach personal y para qué sirve?

La autoestima positiva de los adolescentes es importante, ya que les permite probar cosas nuevas, asumir riesgos saludables y resolver problemas. A su vez, su aprendizaje y desarrollo serán productivos y los preparará para un futuro sano y positivo. Un joven con una autoestima sana tiene más probabilidades de mostrar características de comportamiento positivas, como por ejemplo:

Cuando alguien tiene una baja autoestima, tiende a evitar las situaciones en las que cree que hay riesgo de fracaso, vergüenza o de cometer errores. Esto puede implicar trabajos escolares, hacer amigos y probar nuevas actividades, que son partes importantes de una vida adolescente saludable.

Hay cosas que puede hacer para ayudar a su hijo a tener una autoestima positiva, pero también es importante recordar que la autoestima de los adolescentes se desarrolla y cambia con bastante frecuencia con el tiempo. Si tu hijo no muestra signos de autoestima positiva inmediatamente, no significa necesariamente que estés haciendo algo mal.

Prueba de baja autoestima

La baja confianza en uno mismo se debe a los retos actuales, como un trabajo para el que no tenemos todas las habilidades, o algo que hemos estropeado en el pasado y nos preocupa que lo volvamos a estropear, como una presentación.

Las experiencias adversas en la infancia son un término psicológico para referirse a cosas muy difíciles que viven los niños y que no siempre pueden calificarse de “trauma”. Pueden incluir cosas como el abandono, crecer en la pobreza, un padre alcohólico o enfermo, que uno de los padres sea violento con el otro, que un miembro de la familia vaya a la cárcel o que tus padres se divorcien.

La Fundación Joesph Rowntree, en un informe sobre la baja autoestima, afirma que “las influencias más fuertes sobre la autoestima son los padres del individuo. El estilo de crianza, el abuso físico y sobre todo el sexual juegan un papel importante”.

  Las claves del éxito en el coaching: habilidades, empatía, conocimiento y motivación

La teoría del apego cree que para crecer y convertirse en un adulto que pueda tener relaciones sanas y de confianza, se necesita un cuidador en los primeros años de vida en el que se pueda confiar para que siempre esté ahí para uno y lo acepte. Sin esto, crecemos no sólo con problemas para conectar con los demás, sino con una baja autoestima.

Relacionadas

Esta web utiliza cookies propias para su correcto funcionamiento. Contiene enlaces a sitios web de terceros con políticas de privacidad ajenas que podrás aceptar o no cuando accedas a ellos. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Más información
Privacidad