¿Qué es y para qué sirve ser asertivo?

Practicar la asertividad

Aunque todo el mundo actúa de forma pasiva y agresiva de vez en cuando, estas formas de responder suelen ser el resultado de la falta de confianza en uno mismo y, por lo tanto, son formas inadecuadas de interactuar con los demás.

La asertividad se refiere a la capacidad de expresar adecuadamente los sentimientos, deseos y anhelos, y es una importante habilidad personal e interpersonal.    En todas las interacciones con otras personas, ya sea en casa o en el trabajo, con los empleadores, los clientes o los compañeros, la asertividad puede ayudarle a expresarse de forma clara, abierta y razonable, sin menoscabar sus propios derechos o los de los demás.

La asertividad permite a las personas actuar en su propio interés, defenderse sin una ansiedad indebida, expresar sentimientos honestos con comodidad y expresar los derechos personales sin negar los derechos de los demás.

Muchas personas adoptan una respuesta pasiva porque tienen una fuerte necesidad de caer bien a los demás.    Estas personas no se consideran a sí mismas como iguales porque dan más importancia a los derechos, deseos y sentimientos de los demás.    La pasividad hace que no se comuniquen los pensamientos o sentimientos y que las personas hagan cosas que realmente no quieren hacer con la esperanza de agradar a los demás.  Esto también significa que permiten que otros asuman la responsabilidad, dirijan y tomen decisiones por ellos.

Ejemplos de lenguaje asertivo

Tanto si te comunicas en el trabajo como con tus amigos y familiares, la asertividad es un elemento importante de la comunicación en muchos ámbitos. Aquí aprenderás todo sobre la comunicación asertiva.

¿Alguna vez has tenido problemas para transmitir tu opinión de forma clara pero no agresiva? ¿O te cuesta comunicar tus necesidades? La comunicación asertiva puede ser una herramienta útil para ayudarnos a equilibrar nuestras relaciones con la satisfacción de nuestras propias necesidades. En este artículo, hablaremos de la comunicación pasiva frente a la comunicación agresiva frente a la comunicación asertiva y le ayudaremos a aprender a comunicarse de forma más asertiva.Antes de empezar, pensamos que también podría interesarle hacer nuestro test de bienestar para obtener su informe personalizado gratuito. O, si eres un emprendedor o entrenador de bienestar, descarga nuestro libro electrónico sobre el crecimiento de los negocios de bienestar para obtener consejos de expertos, herramientas y recursos para hacer crecer tu negocio rápidamente.

  ¿Cómo se calcula el consumo de tela?

Tomemos el mismo ejemplo del principio. Si tu amiga te pide que le hagas un favor pero tú tienes un proyecto en el que centrarte, hay tres formas de responder:Respuesta agresiva: “Por supuesto que no. ¡Siempre pides favores en el último momento! Tienes que empezar a aprender a gestionar tu vida antes de pedirme que lo deje todo para ayudarte”: “Sí, por supuesto. Respuesta asertiva: “Por mucho que me guste, no me importa”: “Aunque me encantaría ayudar, por desgracia, tengo mucho trabajo que hacer hoy. Espero que puedas encontrar a alguien más”. Claramente, hay algunos problemas con las respuestas agresivas y pasivas. Las respuestas agresivas pueden parecer demasiado duras o groseras, mientras que las pasivas son débiles y agradables. Para ilustrar mejor estos estilos de comunicación, he aquí una tabla útil que compara y contrasta las diferentes características de cada uno.

Ejercicios de asertividad

Este artículo describirá lo que significa ser asertivo, por qué es tan importante y cómo mejorarlo. En última instancia, al aumentar esta valiosa habilidad de comunicación, se pueden conseguir relaciones más respetuosas, equitativas y satisfactorias.

Antes de continuar, pensamos que le gustaría descargarse gratuitamente nuestros tres Ejercicios de Comunicación Positiva (PDF). Estas herramientas de base científica le ayudarán a usted y a las personas con las que trabaja a desarrollar mejores habilidades sociales y a conectar mejor con los demás.

La comunicación asertiva se define como “la capacidad de hablar e interactuar de forma que se consideren y respeten los derechos y opiniones de los demás, al tiempo que se defienden los propios derechos, necesidades y límites personales” (Pipas y Jaradat, 2010, p. 649).

Pipas y Jaradat (2010) señalan además que los comunicadores asertivos pueden defender sus derechos (o los de los demás) con honestidad y elegancia, de forma que se reducen los conflictos interpersonales y se mantiene el respeto por los demás.

  ¿Cuáles son las señales divinas?

La asertividad puede implicar el rechazo de demandas (“No, no volveré a prestarte dinero”); el inicio, la continuación o la conclusión de una conversación (“Me gustaría hablar de mi indemnización contigo”); la petición de favores (“¿Me ayudas a cambiar la rueda, por favor?”); y los sentimientos positivos y negativos (“Me duele que me hables así”; Pipas y Jaradat, 2010).

Cómo ser más asertivo

Es esencial que las personas sean asertivas y digan lo que piensan sin ser groseras ni agresivas. No digas un sí a los demás si no estás de acuerdo con lo que dicen, independientemente de su designación y nivel en la jerarquía.

Recuerda que, como individuo, tienes todo el derecho a expresar tus puntos de vista y opiniones siempre que tengas confianza y sepas que lo que dices es relevante y tiene sentido. La asertividad se refiere a un rasgo positivo de un individuo en el que sabe lo que hay que hablar o discutir sin herir o insultar a la otra persona.

¿Por qué crees que tus superiores no te creen cuando pides un día de permiso aunque sea por una razón genuina? La respuesta es muy sencilla. Es tu falta de asertividad la que crea dudas en la mente de tu jefe y finalmente se vuelve reacio a concederte el permiso. Créeme, si realmente tienes un problema en casa o no estás bien, no hay razón para estar nervioso. Ten confianza en ti mismo a no ser que estés mintiendo y hayas hecho algo muy malo.

Relacionadas

Esta web utiliza cookies propias para su correcto funcionamiento. Contiene enlaces a sitios web de terceros con políticas de privacidad ajenas que podrás aceptar o no cuando accedas a ellos. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Más información
Privacidad