¿Qué quiere decir San Agustín con Ama y haz lo que quieras?

¿Qué quiere decir San Agustín con Ama y haz lo que quieras?

Sermones de Agustín pdf

Esta famosa cita de Agustín de Hipona (534-430) se interpreta comúnmente en el sentido de que si amamos a Dios, lo que Él quiere se convertirá en lo que nosotros queremos, y lo que nosotros queremos será invariablemente lo que Él quiere.    Así, si lo queremos, sea lo que sea, está dentro de la voluntad de Dios.    En efecto, Dios cede su providencia a la soberanía de nuestros sentimientos, nuestros deseos, nuestras ganas.    La ética se convierte en una empresa subjetiva.

Sin embargo, la lectura de la cita en su contexto revela un significado totalmente diferente.    Se encuentra en el tratado In epistulam Ioannis ad Parthos (Tractatus VII, 8), el pasaje dice: “Una vez por todas, pues, se os da un breve precepto: Amad a Dios y haced lo que queráis: si calláis, por amor callad; si gritáis, por amor gritad; si corregís, por amor corregid; si perdonáis, por amor perdonad: En todas las cosas, que la raíz del amor esté dentro, porque de esta raíz no puede brotar nada más que lo que es bueno”.

En otras palabras, Agustín está argumentando de manera objetiva y no subjetiva, que cuando el amor de Dios es el principio rector de nuestras vidas, entonces todo lo que pensamos, decimos y hacemos se someterá necesariamente a ese amor.    Si nuestro amor a Dios es real y profundo, entonces la obediencia y la fidelidad, el pensamiento correcto y las acciones correctas fluirán irresistiblemente de ese amor.    Quizá lo que tenía en mente era exponer la exhortación de Pablo en 1 Corintios 16:14: “Todo lo que hagáis, hacedlo con amor”, y eso es todo lo contrario a decir que si amamos a Dios, lo que Él quiere se convertirá en lo que nosotros queremos.

Ama, y haz lo que quieras

Enseño a hablar en público, y cada semestre repaso con mis alumnos lo que debemos hacer para ser buenos oradores, para ser oradores éticos. Lo que enseño se alinea con la oración de Pablo, y es tan diferente de la sabiduría del mundo.

  ¿Cuántas veces toma agua un camello?

A ellas añado una de San Agustín: “Ama a Dios y haz lo que quieras”. Esto pilla a los alumnos desprevenidos. Suena como una licencia para vivir una doble vida. Sin embargo, Agustín hizo esta observación al predicar sobre 1 Juan 4:4-12, donde Juan nos llama a amar, porque el amor es de Dios, y porque Dios nos amó primero. La cita completa de Agustín fue: “Amad a Dios y haced lo que queráis: porque el alma adiestrada en el amor a Dios no hará nada que ofenda al que es amado”.

Querido Dios, gracias por la sabiduría de tu Espíritu que nos dice tu voluntad para nuestras vidas. Qué sencillo, y a la vez profundo, es que la respuesta sea amarte, porque “así guardaremos tus mandamientos y amaremos a los demás” (Juan 14:15). ¡Bendito seas, mi Amado! Amén.

Profundiza – A medida que avanzas en tu día, haz un recuento honesto de las cosas que haces por ti mismo y las que haces por gratitud al amor de Dios por ti. ¿Con qué frecuencia son lo mismo?

Ama, y haz lo que quieras

San Agustín de Hipona es considerado una de las figuras más importantes en el desarrollo del cristianismo occidental.    En una afirmación que a mi modo de ver resume su forma de entender cómo los cristianos deben vivir su fe, dice: “Ama a Dios y haz lo que quieras”.

A primera vista, sus palabras parecen inquietantes e irresponsables.    Es como si estuviera sugiriendo que todo vale; que todo está permitido; que no tenemos límites ni fronteras; y que somos libres de hacer lo que creamos que somos lo suficientemente grandes y malos como para hacerlo.    Y esa es una perspectiva terriblemente aterradora.    Pero si analizamos sus palabras en profundidad, nos damos cuenta de que lo que San Agustín está diciendo está muy lejos de la clase de libertad absoluta que no tiene límites ni fronteras.    Al contrario, la libertad es tener el derecho y la capacidad de elegir los límites y las fronteras por las que vamos a vivir.

  El poder transformador de la humildad en nuestras vidas y relaciones

En el caso de los que formamos parte de la comunidad de fe que se llamaba “el pueblo del camino” en el siglo I, San Agustín está afirmando que elegimos vivir nuestra fe basándonos en los límites y fronteras determinados por nuestro amor a Dios y por él.    Eso significa que, por nuestro amor a Dios, hay cosas que debemos hacer y cosas que no debemos hacer.    Porque amamos a Dios, debemos amar a nuestro prójimo como a nosotros mismos; porque amamos a Dios, no debemos odiar a nuestros enemigos; porque amamos a Dios, debemos ser justos en nuestro trato con toda la humanidad; porque amamos a Dios, no debemos permitir ninguna injusticia; porque amamos a Dios, debemos perdonar cualquier ofensa cometida contra nosotros; porque amamos a Dios, no debemos guardar ningún rencor ni buscar venganza contra quien nos haya ofendido.

Ama y haz lo que quieras latino

En fin… volvamos a las palabras que sacudieron mi alma. “Ama y haz lo que quieras”. Antes de haber leído su corta, pero alucinante declaración en un libro en el ferry ayer, habría malinterpretado completamente su significado. Probablemente lo habría leído como que sólo tienes que estar lleno de amor y luego puedes hacer lo que quieras. Algo así. Ya sabes, como que mientras seas un ser humano amoroso deberías salirte con la tuya. Parecido a la imagen de una linda niña de mejillas sonrosadas y regordetas, con mechones dorados recogidos en coletas atadas con cintas, empujando a su hermano pequeño por la escalera de entrada… “¡hee hee…oops!” Como es tan mona, cariñosa e inocente, algunos padres se limitan a recoger al niño caído y a abrazarlo mientras lo revisan para asegurarse de que no está malherido, pero luego no abordan el verdadero problema. “¿Por qué empujaste al pequeño Joey al suelo?” Cualquiera que sea la razón, dulce, dulce cosita… no está bien. Y ella NECESITA que se lo digan… de una manera cariñosa y esclarecedora. Ya está bien de divagar sobre lo que no dice la declaración… y de no saber si mis balbuceos tienen sentido…

  5 claves para amar a tu esposa de manera efectiva

Relacionadas

Esta web utiliza cookies propias para su correcto funcionamiento. Contiene enlaces a sitios web de terceros con políticas de privacidad ajenas que podrás aceptar o no cuando accedas a ellos. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Más información
Privacidad